Saltar al contenido

9 Consejos de imagen para denotar Éxito en nuestra vida

Mejores consejos de imagen que todo hombre debe tener en cuenta

En una época más sartorial, los hombres asistían regularmente a eventos en los que se usaba corbata negra y corbata blanca. En esos días más decorosos, formal significaba corbata blanca y frac, mientras que semi-formal se refería a ropa de cena, esmoquin y otras iteraciones de corbata negra. Desgraciadamente, esos días han quedado atrás, y nos hemos sumergido en un mundo que ya no tiene la más mínima diferencia entre formal y semiformal. Vivimos en tiempos oscuros, caballeros.

¡Pero escuchen! – ¿Qué es eso a lo lejos? ¿Es una luz al final del túnel? ¿Un faro en la oscuridad? ¿Un pequeño rayo de esperanza?

Sí, porque hoy estamos rompiendo los códigos de vestimenta en términos que hasta el hombre con más estilo puede entender. Esto es lo que significa formal y semiformal, lo que se debe y no se debe hacer de cada uno, y la inspiración para su próximo evento.

1#. Atuendo formal de los hombres

El esmoquin es el corazón de la vestimenta formal. Para las ocasiones más secas, la pajarita es imprescindible: chaqueta de cola, camisa blanca y pajarita blanca. Para ocasiones un poco menos almidonadas, la corbata negra está a la orden del día – una chaqueta sin cola, faja o chaleco negro y una pajarita negra. Otros eventos pueden requerir el uso de un vestido de mañana, el código de vestimenta formal de día, que consiste en un abrigo de mañana, un chaleco y pantalones a rayas. Nota: Sí, puedes ir con un esmoquin azul si quieres para un evento no tan formal.

#2. Lo que se debe y no se debe hacer formalmente

#3. Familiarícese con el esmoquin tradicional

De aquí es de donde vino. Y aquí está cómo llevarlo.

#4. No improvise

No es el momento para una camisa negra (o cualquier otro color que no sea blanco), una corbata expresiva, o zapatillas de diseño. Apégate a los clásicos y luce el Rat Pack inmaculado.

#5. Conoce tus corbatas

Sorprendentemente, está bien usar una pajarita blanca o negra u optar por una tradicional corbata negra.

#6. Haz el ajuste

Tu sastre es tu mejor amigo. Asegúrate de que tus pantalones no sean demasiado largos y tu chaqueta no sea demasiado holgada. Tu ropa formal debe ajustarse como un coche deportivo, no como un todoterreno.

#7. No descuides tu aseo

Dúchate. Aféitate. Aplica colonia (pero no en exceso). Quítese las joyas llamativas. Resistir las ganas de probar un nuevo y audaz peinado.

#8. Tome el asunto en sus propias manos

Aprende a atar una pajarita. Vives en la era del tutorial de YouTube, no hay excusa para nada pre-atado. Y ya que estás en ello, evita los esmóquines de alquiler con igual fervor.

#9. No coincidan con tu cita

Esto no es el baile de graduación. No importa lo insistente que sea, el propósito de tu esmoquin no es hacer un cumplido a su vestido. Merece brillar en el centro de atención por sí solo.